Nuestro decálogo

Los 10 principios rectores que resumen el ideario de Fuerza Popular:

1. Protegemos decididamente el derecho a la vida desde su concepción.

Defendemos el interés superior de los niños y los adolescentes, así como a la familia que es la célula fundamental de la sociedad.

2. Los padres, por obligación y derecho, se encargan de la educación de sus hijos.

El Estado participa de manera subsidiaria respetando la libertad de definir los alcances elegidos por ellos. La ciencia y tecnología son los impulsadores hacia el desarrollo.

3. Igualdad ante la ley y rechazo de todo tipo de discriminación.

Defendemos el interés superior de los niños y los adolescentes, así como a la familia que es la célula fundamental de la sociedad.

4. Homenaje y apoyo a la Policía Nacional y Fuerzas Armadas.

Los consideramos héroes de la lucha contra el terrorismo y guardianes de la paz en nuestro país.

5. Los partidos políticos son la base de la democracia

Son quienes aseguran la pacífica construcción de un Estado de Derecho y el pleno respeto a la institucionalidad.

6. La verdadera democracia se tiene que materializar

Tiene que verse reflejado en servicios de salud, educación, justicia, seguridad y oportunidades para todos los peruanos, en especial para aquellos de menores recursos económicos.

7. Defendemos la seguridad jurídica para todos

La igualdad, la propiedad, el debido proceso y la independencia de poderes son el sustento de ello.

8. Economía popular fundamentada en la economía social de mercado

Libre mercado sí, pero impulsando la economía solidaria y protegiendo a quienes están en una situación desventajosa: trabajadores, Mypes, el agro, comuneros y los consumidores.

9. Creemos en la justa redistribución de las riquezas

Somos conscientes que, para ello, la educación es el gran movilizador social y que los programas sociales permiten equiparar los derechos de los peruanos.

10. El Perú es un país megadiverso, cuyo futuro es sostenible

Creyendo en la coexistencia de la inversión y el cuidado del ambiente, así como el respeto a las comunidades nativas e indígenas.

Defendemos el interés superior de los niños y los adolescentes, así como a la familia que es la célula fundamental de la sociedad.

El Estado participa de manera subsidiaria respetando la libertad de definir los alcances elegidos por ellos. La ciencia y tecnología son los impulsadores hacia el desarrollo.

Esto incluye sus manifestaciones más lesivas como las de origen, religión, política, orientación sexual, discapacidad o contra cualquier minoría.

Los consideramos héroes de la lucha contra el terrorismo y guardianes de la paz en nuestro país.

Son quienes aseguran la pacífica construcción de un Estado de Derecho y el pleno respeto a la institucionalidad.

Tiene que verse reflejado en servicios de salud, educación, justicia, seguridad y oportunidades para todos los peruanos, en especial para aquellos de menores recursos económicos.

La igualdad, la propiedad, el debido proceso y la independencia de poderes son el sustento de ello.

Libre mercado sí, pero impulsando la economía solidaria y protegiendo a quienes están en una situación desventajosa: trabajadores, Mypes, el agro, comuneros y los consumidores.

Somos conscientes que, para ello, la educación es el gran movilizador social y que los programas sociales permiten equiparar los derechos de los peruanos.

Creyendo en la coexistencia de la inversión y el cuidado del ambiente, así como el respeto a las comunidades nativas e indígenas.